21 ene. 2008

DESCANSE EN PAZ SEÑORA PAULINA.

La muerte quizás sea un aire frío que te quita la vida, quizás sea un ser sediento en busca de un alma abatida, la muerte pasa a nuestro lado y no nos damos cuenta, a menos que en algún instante toque a uno de nuestros conocidos o algún ser querido es en ese momento que sentimos en verdad el golpe fulminante de una pérdida.

Esta tarde luego del almuerzo, a tres casas a la derecha de la mía, falleció una gran amiga de mi abuelita, la señora Paulina, golpeada duramente por una vil enfermedad, que terminó con su vida poco a poco.

Mi abuelita está muy dolida, imagínense, compañeras de la escuela que se vinieron a encontrar luego de más de 50 años en este barrio, realmente no se puede comprender la magnitud de la tristeza. Yo la conocí por el barrio, una señora muy alegre y amable con todos, ya mayor pero con una sonrisa como la de mi abuelita, contagiante!!! que al verla te da la sensación de estar en un día festivo.

La muerte es como la mayoría de las personas que están en este mundo. A la muerte no le interesa el prójimo, solo le importa llevarse lo que desea, la muerte no piensa más que en cumplir su objetivo sin evaluar el daño que causa.

Lo ocurrido golpea mi mente y pienso en el llamado de la muerte... Qué haría si se mueren mis padres, mis hermanos o mi abuelita... No en el sentido de dinero o tonterías materiales, yo estoy seguro que mi vida se acabaría si me falta su presencia... Pueden decirme que hay que aceptar que es el destino inevitable... Puta muerte!!!... Hay millones de personas malas, viciosas, podridas, que poco a poco destruyen el mundo... Pienso ... por qué no se mueren todos ellos en lugar de llevarse a alguien de alma noble ... Quién hace el balance y decide llevarse a un ser que es bueno? Realmente ninguna respuesta contestará ese por qué?

Quizás estas palabras, no sean un homenaje digno, me disculpo señora Paulina, pero realmente la tristeza de su partida me ha dado en lo profundo del corazón.



Descanse en paz, señora Paulina.






























1 comentario:

LA BRUJA dijo...

Nunca sabemos que se trae la vida, y lo unico que nos queda es ser optimistas, lo que no quiere decir ser egoistas, pero la vida continua, siempre habra un antes, un durante y un despues de un recien nacido,Dios solo sabe porque hace las cosas como las hace, y nos queda confiar en el, en la vida. No hay palabras que yo, ni nadie pueda decir-te para aliviar esa perdida, algunas preguntas, simplemente,no tienen respuesta,o estas, son demasiado confusas para nuestra consciencia. Mi amigo, te acompaño en el sentiniento, por un instante al leer este blog... la muerte rondaba por aqui y por alla, y se me congelo el alma.